Mi vida #alos60

¿Has pensado cómo será el mundo, el día que te retires?

¿Ya tienes un plan para asegurar que todo lo que has imaginado, suceda?

Te compartimos algunos datos que te ayudarán a generar una visión más amplia sobre la importancia de comenzar a planear nuestro futuro, lo antes posible.

Sabías que...

Para 2050, una cuarta parte de la población en México será mayor de 65 años.

  • 60% de la población no cuenta con un esquema de seguridad social.
  • Quienes tengan derecho a una pensión, recibirán menos del 30% de su último sueldo.
  • Para tener una vida económicamente estable durante el retiro, se requiere al menos 70% del último sueldo.
  • Se estima que en promedio, después de nuestro retiro viviremos 17 años más. Si no ahorramos, los recursos acumulados para ese momento, sólo alcanzarán para 9 años ¿de qué viviremos los 8 años restantes?

CONSULTA A UN ASESOR FINANCIERO

Si ya cuentas con un Asesor Financiero, contáctalo; si aún no cuentas con uno, ingresa tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte atención personalizada.

1) Si comienzas a ahorrar para tu retiro a los 25 años, deberás destinar alrededor del 8% de tus ingresos actuales para alcanzar tu pensión ideal, pero si inicias a los 55, tendrás que ahorrar más de la mitad de tu salario.

2) Sí te encuentras bajo el esquema de Afore, al momento de retirarte, recibirás únicamente una pensión equivalente al 30% de tu último ingreso. Lo recomendable para vivir un retiro sin sobresaltos económicos, es tener al menos una pensión del 70% del último salario. Por ello, es importante complementar nuestra estrategia con otros instrumentos financieros.

3) Si quieres alcanzar un retiro ideal, acércate a un asesor profesional para que juntos determinen la mejor estrategia para lograr este objetivo. Lo importante es dar el primer paso y establecer un mecanismo formal para que nuestro ahorro genere rendimientos.

4) Piensa a largo plazo. Recuerda que nuestro retiro es una proyecto a que debemos dedicar al menos 15 años. El tiempo pasa mucho más rápido de lo que imaginamos y nuestro futuro nos agradecerá que pensemos en él, desde hoy.