3

minutos de
lectura

Tu testamento en septiembre: fácil y económico

En este mes los notarios ofrecen descuentos por este trámite. Es el momento ideal para proteger el patrimonio familiar

Forma parte de la cultura de la previsión: dejar un testamento en el que se establezca, con claridad, qué pasará con los bienes de una persona, de una generación a otra. Pueden legarse, además de propiedades y objetos, derechos de autor e intelectuales.

También establecerse tutores para menores de edad.

Este trámite, esencial para todas las personas, está cada vez más presente en México.

En septiembre hay promociones (hasta 50% de descuento en los honorarios del notario) por ese trámite, generalmente en todas las oficinas del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.
Además, esa agrupación sostiene un convenio con la Secretaría de Gobernación para hacer una cuota preferente a la población que gane hasta cuatro salarios mínimos mensuales vigentes.

Así que es el momento ideal para que tú, tus amigos y familiares respalden sus bienes con esta certeza jurídica que va más allá de los sentimientos y de las promesas de palabra. Es una garantía.

Aquí la respuesta a algunas de las dudas más comunes:

¿Es necesario presentar los papeles que avalen las propiedades que se incluirán?

No. El notario solicita sólo identificación oficial al testador. Un testamento puede ser tan general o específico como se desee, tanto en bienes como en sujetos.

¿Solo puede heredarse a los familiares?

El testamento es la herramienta de tu voluntad. No hay limitaciones por vínculo familiar. Hay gente que elige dejar sus bienes a alguna institución de beneficencia, por ejemplo.

O bien podrías decidir que dejas a tu hermana el derecho de habitar tu casa mientras ella viva y luego ese bien pase a manos de sus hijos. O que esa casa se rente y que la cuota de renta sea para una amiga tuya.

El notario puede orientarte para establecer tus decisiones.

Una vez hecho el testamento ¿puede haber cambios?

Sí. El documento puede cambiarse siempre que se desee y el de fecha más reciente deja sin validez al anterior.

Como ves, se trata de un trámite más sencillo de lo que parece: acude a la notaría con tu identificación oficial. Aprovecha el mes patrio para fortalecer tu patrimonio.