4

minutos de
lectura

Sin alcohol y sin accidentes viales: no es casualidad

Este 15 de noviembre coinciden dos “Día Mundial de…” Uno invita a la abstinencia. El otro, a recordar a las víctimas de los percances de tránsito. Una fecha que nos recuerda la cultura de la previsión

La frase “Si tomas no manejes” es tan conocida como la de “Come frutas y verduras”. Pero aunque estén en boca de todos, son muy pocos quienes las ponen en práctica.

¿Que cómo lo sabemos? De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en México todos los jueves, viernes y sábado por la noche se desplazan alrededor de 200 mil conductores que han bebido alcohol. Así, cada año ocurren alrededor de 24 mil accidentes viales relacionados con la combinación de bebidas embriagantes y la conducción de un vehículo.

Aunque las cifras escandalizan a cualquiera, la buena noticia es que se trata de uno de los accidentes más fáciles de evitar: lo único que hay que hacer es que toda persona que ingiera alcohol no conduzca ningún tipo de vehículo.

Otras de las alternativas más socorridas son compartir auto, la práctica del conductor asignado y la contratación de choferes para conducir los propios autos de los usuarios.

Ahora bien, debes saber que incluso las aseguradoras penalizan este tipo de comportamiento. Si se detecta que el nivel de alcohol en la sangre estaba por encima de lo permitido hay algunas coberturas que se cancelan. En otros casos se incrementa el deducible. Revisa tu póliza para identificar las condiciones de tu seguro.

Beber alcohol frecuentemente y con exageración es una conducta asociada con enfermedades mentales, alcoholismo, cirrosis hepática, úlceras gástricas, algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, así como traumatismos derivados de la violencia y los accidentes de tránsito.

El consumo nocivo de alcohol es un gran peligro para quienes lo practican y también para quienes le rodean. Esta fecha es útil para recordarlo.