4

minutos de
lectura

Que no te metan gol los deportes de tus hij@s

Para que funcione como una actividad sostenible, debe ser muy divertida para todos. Incluso para las carteras de mamá y papá

Si tus hijos practican algún deporte, habrás notado lo caro que puede ser mantener estas actividades. Más cuando son deportistas de hueso colorado y forman parte de varios equipos.

No rompas con este hábito saludable. Te decimos en qué puedes ahorrar y en qué deberías destinar más presupuesto.

1. Ofertas y outlets

Las tiendas que ofrecen mercancía deportiva a menor precio por ser de temporadas anteriores pueden ser grandes opciones para surtirte de todo lo necesario. Lo mismo ocurre durante las temporadas como el inicio de año (las ofertas de enero) ¡Aprovéchalas al máximo!




2. Lo básico

Algunos padres se emocionan pensando en el futuro atleta de alto rendimiento… pero solo practican unos meses y se van. Antes de confirmar si es una vocación firme en el niño o niña, compra solo el equipamiento esencial.




3. Compartan gastos

Cuando es época de temporada deportiva, suelen hacerse encuentros en otras canchas e incluso ciudades cercanas. Organiza con el resto de los padres un sistema de uso compartido del automóvil o consideren la opción de rentar entre todos una camioneta.




4. Refrigerios caseros

Haz la cuenta de cuánto gastas en bocadillos y bebidas que compras en el campo. Haz un esfuerzo y prepáralos en casa.

Además de ser nutritivos, representarán un buen ahorro.




5. Seguro médico

Todo deporte representa riesgos físicos, no en vano muchas ligas deportivas incluyen un seguro médico. Sin embargo, este puede ser limitativo. Qué tan preparado está tu bolsillo para afrontar una cirugía, por ejemplo. Te sugerimos invertir en un Seguro de Gastos Médicos Mayores o de Accidentes Personales, que cubra los principales incidentes del deporte que tus hijos practican.




Sin duda, las actividades deportivas de los niños son costosas, pero es posible reducir gastos con algunas maniobras astutas.