prestaciones laborales

4

minutos de
lectura

Las prestaciones laborales no son cosa del pasado, ¡conócelas y exígelas!

Si crees que las prestaciones laborales son cosa de tus papás, estás muy equivocado. Conoce tus derechos y disfrútalos desde ahora.

Encontraste el trabajo de tus sueños: harás lo que más te gusta, tendrás un horario que te permitirá realizar otras actividades y, además, te van a pagar mucho mejor que en tu empleo anterior.

CONSULTA A UN ASESOR FINANCIERO

Si ya cuentas con un Asesor Financiero, contáctalo; si aún no cuentas con uno, ingresa tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte atención personalizada.

Sabemos que el sueldo es importante, pero no dejes pasar el tema de las prestaciones laborales de ley, que son tu derecho como trabajador y que debes conocer antes de firmar el contrato.

De acuerdo con la Ley Federal de Trabajo, toda persona que realice un trabajo subordinado a cambio de un salario, que tenga un horario, un lugar fijo y un jefe directo, tiene derecho a las prestaciones de ley. Incluso, si te contrataron a través de un outsourcing, una práctica muy común en estos días, también tienes derecho a ellas.

Todas las prestaciones te dan beneficios adicionales. Sin embargo, no dejes de considerar que tu Afore y el ahorro para el retiro que hagas en este momento que todavía eres joven, asegurará tu vida de adulto mayor.

Prestaciones de ley

prestaciones laborales

Hay otras empresas que ofrecen las llamadas prestaciones superiores a la ley, como vales de despensa o gasolina, seguros de vida o de gastos médicos mayores, fondo de ahorro, bonos de productividad, hasta comedor y estacionamiento. Todas ellas son adicionales y ningún patrón está obligado a darlas, así que aprovéchalas en caso de que tu contrato las incluya.

Una vez que hayas firmado tu contrato y se activen tus prestaciones, no dejes de hacer aportaciones voluntarias en tu Afore o contratar un plan de ahorro privado que te permita guardar al menos el 10% de tu sueldo para tu retiro. 

Disfruta tu nuevo empleo, de tus prestaciones y no dejes de pensar en el futuro.