ahorrar en tanda

5

minutos de
lectura

Tanto va el dinero a la tanda, hasta que al final se pierde.

Es una de las formas más comunes de ahorrar, no solo en México, sino en toda América Latina, pero nunca estás exento de un fraude o de que al final no te alcance para lo que querías.

Nunca falta el compañero de trabajo, el primo o el amigo que está organizando una tanda de 11 números y te invita a participar para completar el número de personas.

CONSULTA A UN ASESOR FINANCIERO

Si ya cuentas con un Asesor Financiero, contáctalo; si aún no cuentas con uno, ingresa tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte atención personalizada.

No eres único que ahorra de esta manera, de hecho 32% de los mexicanos prefiere “entrar a una tanda” que invertir su dinero en algún instrumento financiero que respalde ese dinero que guarda cada quincena.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) afirma que éste es el sistema menos seguro para ahorrar, incluso más inseguro que guardar tu dinero bajo el colchón.

ahorrar en tanda

Los mexicanos utilizamos estos métodos informales para ahorrar, sin saber que hay otros instrumentos que garantizan la seguridad de tu dinero y además te darán rendimientos a largo plazo.

El secreto, dice la Condusef, es no querer ahorrar una cantidad muy alta en el corto plazo, sino establecer metas semestrales o anuales que te permitan aprovechar las ventajas de estas herramientas.

ahorrar en tanda

Estas opciones funcionan de manera similar que la tanda: cada mes tienes que hacer aportaciones a tu cuenta. Las ventajas son que, en algunos casos, no puedes disponer del dinero en todo momento (lo que evita que estés haciendo retiros) y tu dinero está respaldado por una institución, lo que hace más difícil un fraude.

No hay pretexto para no empezar a ahorrar de manera más formal y decir que no te alcanza para comenzar a hacerlo, si la última vez que lo intentaste pagabas el número de la tanda puntualmente.

Fuente: Condusef