4

minutos de
lectura

Letras chiquitas

Las ‘letras chicas’ en las pólizas no existen. Contratar un seguro es la mejor estrategia para proteger tu patrimonio.

Si has escuchado que debes fijarte en las ‘letras chicas’ al momento de firmar el contrato de un seguro, no temas: esas supuestas cláusulas que podrían perjudicarte son un mito del siglo pasado.

Sí, el rumor terminó en 1990 cuando nació la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), un órgano regulador dedicado a garantizar que las actividades de las instituciones de seguros se mantengan dentro del marco de la ley.

Las ‘letras chicas’ de las que la gente habla son típicas de los contratos leoninos, aquellos que ofrecen más ventajas a una de las partes, no de las pólizas de seguros. El término leonino viene de león y se refiere a uno de los personajes de una fábula del poeta antiguo Fedro. La fábula cuenta la historia de un león que abusó de la confianza de una vaca, una oveja y una cabra por ser el más fuerte.

 

 

En las pólizas de seguros no existen letras chicas sino cláusulas con responsabilidades y obligaciones que acuerdan ambas partes. Los asesores en planeación y protección patrimonial deben informar por escrito y de manera detallada el concepto y alcance de la cobertura para protección del contratante, indica la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios y Servicios Financieros (Condusef). También deben orientar al contratante sobre cómo conservar la póliza o darla por terminada.

En las pólizas de seguros no existen letras chicas sino cláusulas con responsabilidades y obligaciones que acuerdan ambas partes.

La contratación de un seguro es una decisión de compra que requiere de atención pues se trata de un producto intangible que te dará seguridad y tranquilidad al momento en que lo necesites.


Un agente de seguros o asesor patrimonial es la persona que actúa de intermediario entre el interesado en adquirir un seguro y la compañía que lo ofrece, así lo define la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef). Este experto debe cumplir con los siguientes requisitos: