4

minutos de
lectura

Las tasas de interés en 2017: un poco más caras

No tenemos una bola de cristal para predecir el futuro. Pero algo podemos saber por un dato que quizá viste apenas en las noticias de la semana: el Banco de México (Banxico) volvió a subir la Tasa de Interés Interbancaria, que ahora está en 7%, que es la cifra más alta desde mayo de 2009.

Y eso que sabemos es que las tarjetas de crédito y los créditos que se contraten próximamente estarán un poco más caros que a principios de año. ¿Debemos encender las alarmas? No. Hay que revisar algunas cosas.

1. Crédito hipotecario. Si ya tienes una hipoteca, lo más probable es que la contrataste a tasa fija por toda la vida del crédito. Así que tu tasa de interés se queda quieta.

Lo que sí puede pasar es que los financiamientos (todos: los de casa, autos, de nómina, etcétera) que se adquieran a partir de ahora tengan una tasa un tanto más elevada que los contratados anteriormente. Pero no mucho más: la tasa ha crecido menos de 1% este año.

2. Tarjetas de crédito. Hay que ver que, de por sí, las tasas de las tarjetas de crédito son de las más altas del mercado. Casi todas las tarjetas tienen tasas por arriba de 50% al año. Igual que ocurre con el resto de los créditos: se verá más alto, pero no mucho más.

Los analistas de la economía piensan que la tasa podría subir un poco más en lo que resta del año. Como ves, no es como para prender las alarmas de peligro, pero sí para ponerse atento: sé más selectivo en lo que gastas tu dinero y en los créditos que elijas solicitar.

Hay otra aspecto interesante: las tasas de interés para los ahorradores también crecen. Es un buen momento para ahorrar en instrumentos financieros oficiales y obtener mejores intereses.

Créditos individuales en México