5

minutos de
lectura

La apuesta de enero

Las campanas navideñas ya no se escuchan. En el silencio empiezan a caer todas las facturas de pago pendientes, y ya no tienes dinero. ¡Qué pesadilla! pero puedes evitarla...

Dicen que lo que bien empieza, bien acaba. Si la frase popular tiene razón, entonces es más que conveniente que enero, el comienzo del año, sea de lo más afortunado. Pero para muchos, en términos financieros, ese mes es una montaña peligrosa llamada “Cuesta de enero”.

Pero puedes transformarla en una apuesta a tu favor.

¿Es que es posible evitar esta especie de cruda económica? Por fortuna, sí. Y todavía estás muy a tiempo para lograrlo.

1. Apégate a tu presupuesto

Si estás leyendo esta entrada, todavía puedes lograrlo. Revisa cuánto dinero tienes. Reserva una parte para los gastos mensuales acostumbrados y otra parte más para disponer de él durante enero. Asigna cuánto puedes gastar en fiestas y regalos y apégate a ello. Verás que con estas acciones tu gasto no se saldrá de tu control.





2. ¿Meses sin intereses? Solo si vale la pena

Este esquema es útil para comprar bienes de larga duración, como un refrigerador o una computadora. Como regla general, solo tiene sentido si el objeto durará al menos el doble que el tiempo de la deuda.





3. Considera los gastos de temporada

En enero hay que pagar impuestos por el automóvil y el impuesto predial, así como el vencimiento de las tarjetas de crédito, mientras que algunos insumos básicos tienden a subir de precio. Cuando hagas tu reserva para este mes considera esos gastos.




4. Diversión en casa

Dado que enero tiene muchos menos compromisos que diciembre, disfruta de ese tiempo para permanecer en casa y ahorrar: cocina ahí, haz rutinas de ejercicio bajo ese techo, que tus fines de semana sean de juegos de mesa y películas.




Si consideras estos cuatro recursos antes de la euforia de las fiestas verás que tendrás un inicio de año muy distinto al del concepto tradicional. Y si continúas así seguramente cerrarás 2018 con libertad financiera.