4

minutos de
lectura

Innovar en tiempos de crisis

La necesidad de sobresalir en un entorno económico adverso y dar continuidad a todo tipo de negocios pone de manifiesto la necesidad de innovar.

La crisis de 2008 fue un parteaguas que puso en alerta a las empresas y profesionistas independientes en un periodo que duró, al menos, cinco años. Esta experiencia dejó claro que las economías dependen unas de otras y que el éxito radica en su competitividad.

Aunque la crisis tuvo origen en el sector hipotecario de Estados Unidos, su efecto cimbró el sistema financiero de todo el mundo. La necesidad de sobresalir en un entorno económico adverso y dar continuidad a todo tipo de negocios puso de manifiesto la necesidad de innovar.

Innovar es crear productos o métodos únicos para obtener ventajas competitivas sostenibles en el tiempo. No significa solo hacer las cosas de forma diferente, sino hacerlas mejor para generar valor. En términos de negocio, lo anterior consiste en dar valor a un producto o servicio existente.

Las empresas e individuos innovadores siempre ven la oportunidad de transformarse. La evolución tecnológica, la volatilidad económica en los mercados y cambios demográficos son algunos factores que motivan a los profesionistas independientes y a las empresas a transformarse.

Innovar es crear productos o métodos únicos para obtener ventajas competitivas sostenibles en el tiempo.

No hay marcha atrás

¿Por qué hay gente que innova y gente que se resiste a cambiar? Por temor, advierten los expertos que integran el World Economic Forum en sus conclusiones de 2015.  “Las crisis representan una tentación para dedicarse a lo urgente y dejar de lado recursos como la investigación, el desarrollo y la capacitación para crecer”

La innovación es una práctica que se ha hecho evidente, principalmente, en las empresas de tecnología.

Según Henry Chesbrough, padre del concepto de innovación abierta, no destinar tiempo y recursos a la innovación condena a los individuos y sus organizaciones a ser obsoletos.

Las crisis representan una tentación para dedicarse a lo urgente y dejar de lado recursos como la investigación, el desarrollo y la capacitación para crecer.

Claves para innovar

Claves para innovar