Ingresos-residuales

6

minutos de
lectura

Los ingresos residuales pueden ser ese impulso que buscas

Ya sea para complementar tus gastos o tus ahorros, tus inversiones pueden constituirse en una fuente de ingresos

Tus finanzas personales se basan en tus ingresos, es decir, tu sueldo y la manera en la que lo repartes entre tus gastos, ahorros e inversiones.

Ahora bien, hay manera de que obtengas “ayuda extra” a través de los rendimientos que te ofrezcan, precisamente, las instituciones en donde inviertas tu dinero.

CONSULTA A UN ASESOR FINANCIERO

Si ya cuentas con un Asesor Financiero, contáctalo; si aún no cuentas con uno, ingresa tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte atención personalizada.

¿Sabías qué? Se le llama interés compuesto a los intereses que se acumulan por tu inversión y cuando termina el periodo contratado, se suman al capital para que al invertirse todo, generes más rendimientos.

Por ejemplo, escogiste una cuenta financiera a 30 días que te ofrece interés compuesto e invertiste 100 pesos. Al cabo de un mes te dio 10 pesos de rendimiento, así que ahora se reinvertirán 110 pesos para el siguiente periodo y tendrás nuevos rendimientos sobre esa cantidad.

A esas vías extras para tener más ingresos que te permitan construir y fortalecer tu patrimonio se les llama “Ingresos Residuales” y los más comunes son:

Los ingresos residuales provienen de tu propio patrimonio y de tu manera de invertirlo con sabiduría: tus ahorros en inversiones, tus conocimientos y creaciones con derechos intelectuales.

Aprovecha tus oportunidades. Toma un tiempo construirlos dentro de tus finanzas personales, pero los resultados al cabo del tiempo harán que el esfuerzo valga la pena.

Fuentes: Axend, Condusef y Diccionario Financiero de Banco de México (Banxico).