4

minutos de
lectura

Tu retiro al estilo Miami

Pese a su filosofía YOLO, los millennials tienen altas posibilidades de retirarse con una pensión mucho mejor que sus padres o abuelos. Te decimos cómo...

Es una realidad, los millennials tienen más presente el tema del retiro que generaciones anteriores. Si bien han sido criticados por la falta de control en sus finanzas, nuevas maneras de relacionarse en sus empleos y su estilo de vida basada en experiencias. La realidad que viven en temas de empleo formal, seguridad social, pensiones y una esperanza de vida mayor, los ha obligado a pensar desde ahora con su plan de retiro.

Claro, tenerlo presente no es suficiente, hay que actuar. Así que, si estás dentro de los muchos que saben que el retiro no viene fácil y hay que empezar desde hoy, pero no sabes cómo o con cuánto, sigue leyendo.

¿Cuánto necesitas?

Para un retiro digno alguien con 25 años de edad podría tener esta tabla como referencia*:

3 pasos para un retiro de lujo

Ahora bien, si lo que quieres es retirarte al estilo Miami -disfrutar del mar, en una hamaca y con una bebida natural y refrescante- debes comenzar cuando aún eres joven y entre más joven empieces a hacerlo podrás tener mayores posibilidades de lograrlo.  ¿Cómo? Aquí te lo mostramos.

1. Haz tu futuro presupuesto

Lo sabemos, cuando sé es joven, ahorrar para el futuro no se siente urgente. Estás en la encrucijada de ser responsable, pero también quieres disfrutar de su vida.

Entonces, cómo te mantienes motivado a largo plazo, sencillo: imagina el primer día de tu jubilación.

¿Quieres viajar por el mundo, sin preocuparte por el dinero?, ¿apoyar causas sociales?, ¿celebrar tu jubilación llevando a toda tu familia de vacaciones?, ¿ayudar a tus nietos con sus estudios universitarios? ¿qué enfermedades consideras altamente probables (de acuerdo a tu historia clínica familiar), que podrían generarte gastos médicos importantes?

Pon en papel una cifra aproximada de cuánto necesitarás para pagar todo esto.

No se trata de castillos de arena, sino tener clara la cantidad mínima que necesitas para vivir como sueñas.

Si necesitas ayuda para estimar tu ahorro mensual para llegar a este objetivo, siempre puedes acercarte a expertos en el tema que te ayudarán a resolver tus dudas.

2. Ahorra desde hoy

Es el típico consejo, pero la verdad es que es el mejor que podrías poner en práctica. Te quedan décadas para ahorrar, por lo que si comienzas hoy, tendrás tiempo suficiente para alcanzar tu meta de ahorro a largo plazo y, a la vez, cumplir con las que tengas a corto plazo, como adquirir el coche que anhelas o tus vacaciones anuales, pues el monto de ahorro para tu jubilación será bastante menor que si decides empezar en diez años.

Solo recuerda, ahorrar no significa poner en el banco lo que te sobra al final de la quincena.

Una vez que sabes cuánto de tus ingresos necesitas destinar para alcanzar tu plan de retiro soñado, automatízalo. Programa en tu banco que cada tal fecha del mes se transfiera esa cantidad a tu seguro de vida, o fondo de inversión. Ojos que no ven, dinero que no se gasta.

3. Haz crecer tu ahorro

Algo que debes tener en cuenta es que cuando hablamos de ahorro no nos referimos a llenar la alcancía, o tu cuenta de banco. Debes utilizar instrumentos financieros que le den rendimientos a tu dinero.

Existen herramientas financieras como los Seguros de Vida, que te permiten generar rendimientos y hacer aportaciones voluntarias para alcanzar tu meta más rápido, o incluso, incrementarla. Recuerda: ahorrar es solo el inicio, debes poner tu dinero a trabajar, de lo contrario, solo recibirás lo que ahorraste.

 

Aunque todavía tienes que cumplir con tus responsabilidades como pagar deudas, formar un patrimonio y el inevitable aumento en el costo de vida; hay una clara ventaja como millennial: el tiempo. Tú decides cómo lo aprovechas de frente a un retiro sin preocupaciones, al estilo Miami.

Tenemos productos diseñados para que prepares tu retiro. Pregunta por ellos  a tu Asesor Profesional de Seguros o comunícate al 01800 505 4000
Fuentes: Centro para el Retiro de la Universidad de Boston.