6

minutos de
lectura

Sé autosuficiente en la Economía Gig

Los formatos para obtener ingresos están cambiando. Hay elementos que te ayudarán a adaptarte con éxito a estas nuevas formas de trabajo

Corría la década que inició en 1920, identificada como “los locos veinte” porque la juventud de entonces solo quería moverse a ritmo de fox-trot, charleston y jazz. En los salones nocturnos subían al escenario improvisados músicos y tocaban toda la noche, con la idea de acumular algunas propinas que les permitieran sobrevivir unos días más.

A esa forma de vida se le llamaba “gigging”. Y hoy, casi 100 años después, forma parte de nuestro bolsillo. Se retomó la palabra “Gig” para referirse a la economía resultante de todas las actividades que se pagan por hora o por proyecto, o por alquiler. ¿Ejemplos? Muchos: quienes tienen un empleo y complementan su ingreso al manejar unas horas en un servicio de transportación privada. O quienes tienen un ingreso por rentar a turistas algunas áreas de su casa. 

En esta forma de economía también se incluyen los trabajadores freelance -por encargo o proyecto- al igual que quienes ofrecen servicios especiales por temporadas como el Regreso a Clases o la Navidad.

Son tantas las vertientes que van integrándose a esta tendencia que hay dificultad para medirlas en todo el mundo: muchas de ellas provienen de plataformas de intercambio que no proporcionan datos de cuánta gente está en sus filas. Pero estudios como el de la consultora Intuit -de software financiero- encuentran que estas formas de ganarse la vida crecen a medida que la gente desea actividades que sean flexibles para tener tiempo personal y que les generen ingresos.

Entre los retos para sostener esta forma de vida  para cada individuo está la de generar protección financiera por sí mismos. Para lograrlo, hay que desarrollar tres pilares esenciales:

Quien construya estos tres pilares tendrá el grado de autosuficiencia para preservar este estilo de vida y adaptarse, con éxito, a los nuevos formatos productivos del Siglo XXI.