4

minutos de
lectura

Cuidar tu salud es cuidar tus finanzas

Cada año en el mundo, ocho millones de personas mueren de cáncer y 14 millones más son diagnosticadas con esa enfermedad. Es un duro golpe físico, emocional y económico.

La vida es una aventura llena de momentos inolvidables. Pero en esa aventura, también hay sombras a las que llamamos imprevistos: una crisis familiar, la pérdida del trabajo o una enfermedad pueden entorpecer tus planes y la calidad de vida de tu familia.

Una de las enfermedades de mayor impacto para la economía de una familia es el cáncer, que al año cobra la vida de más de 8 millones de personas en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Además, cada año se registran 14 millones de casos nuevos.

Según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, los tipos más frecuentes en hombres y mujeres adultos son, respectivamente, el cáncer de próstata y de mama. El organismo estima que en las próximas dos décadas habrá 70% más de casos de cáncer en el mundo.

Una de las enfermedades de mayor impacto para la economía de una familia es el cáncer.

Mucho se ha dicho sobre la importancia de las revisiones constantes, porque gran parte del éxito en un tratamiento contra el cáncer es la detección temprana, pero poco se habla del costo financiero de una enfermedad así.

Por más ahorros que uno pueda tener, los estudios, medicinas, tratamientos y terapias para el cáncer representan un gran impacto en la economía familiar. Estamos hablando de varios millones de pesos, de ahí la importancia de contar con la protección de un seguro que nos ayude a salir adelante sin comprometer el futuro y el patrimonio familiar.

Pero la realidad es que muy pocos estamos preparados. Según la consultoría PriceWaterhouseCoopers, en México solo 7.6% de la gente tiene un seguro de gastos médicos mayores. Otra parte tiene cobertura en los servicios de salud pública, pero la mayoría no tiene cómo enfrentar una enfermedad así.

Este 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer, un parteaguas de reflexión sobre las acciones que debemos emprender para cambiar nuestros hábitos y mejorar la salud con el fin de prevenir esta enfermedad, pero también proteger las finanzas.

Fuentes: Organización Mundial de la Salud, PriceWaterhouseCoopers.