5

minutos de
lectura

Que la cuesta de enero no te cueste

Prepara tu presupuesto para asimilar el incremento de algunos gastos. Recuerda que en el juego de las finanzas personales prevenir es ganar

Tu presupuesto de gastos representa los cimientos de tus finanzas personales. Si ya lo tienes diseñado con tu lista de gastos, ahora deberás ajustarla con los tradicionales aumentos de precios que se dan a partir del primer mes de cada año.

Hay una buena noticia: al menos la tarifa de la electricidad no aumentará este año para los usuarios domésticos. Es decir, pagarás por concepto de luz algo similar que durante 2017. Eso sí, procura tener tu consumo dentro de los rangos de bajo consumo, pues si se considera que según tu medidor ya estás en el rubro de uso intensivo eléctrico, entonces puedes esperar que tu factura llegue.

CONSULTA A UN ASESOR FINANCIERO

Si ya cuentas con un Asesor Financiero, contáctalo; si aún no cuentas con uno, ingresa tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte atención personalizada.

Para administrar tus gastos derivados del auto, si piensas viajar y hasta casarte puedes tomar esas tarifas en cuenta.

Es importante recordar que la gasolina y los derivados del petróleo variarán de precio a lo largo del año y según la región en la que vivas, pues sus precios ya se liberaron; planea, incluso, las estaciones en las que cargarás combustible para que elijas los precios que te resulten más convenientes.

Recuerda que contar con Seguros que protejan tu patrimonio -Vida, de Gastos Médicos Mayores, para el Retiro, etcétera- es un factor definitivo para hacer frente a situaciones inesperadas, de esas que si llegan a presentarse pueden terminar con tu presupuesto y tus ahorros.

La previsión de gastos es el músculo de tu cartera.