Beneficios Seguro Educativo

5

minutos de
lectura

De tal ahorro, tal universidad

Pensar en el futuro educativo de tus hijos cuando aún son bebés, es clave para evitar preocupaciones mañana. ¡Ayúdales a construir su camino profesional con un Seguro desde hoy!

Si acabas de ser mamá o papá, seguramente tu pareja y tú estarán vueltos locos entre biberones, pañales y noches sin dormir. Los primeros meses de vida de un bebé pueden ser un poco complicados, pero también son una gran oportunidad para imaginar cómo será la vida de tu bebé cuando crezca.

Aunque parezca que hablar de su educación universitaria es muy precipitado, entre más pronto comiences a pensar en ello, será mejor, ya que te dará la oportunidad de invertir en su futuro y garantizar su educación, sin preocuparte por cómo pagar su carrera.

CONSULTA A UN ASESOR FINANCIERO

Si ya cuentas con un Asesor Financiero, contáctalo; si aún no cuentas con uno, ingresa tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte atención personalizada.

El tiempo pasa volando, así que antes de que comience a pedir permiso para salir a fiestas, conoce estas razones para invertir en un Seguro Educativo desde ahora:

No dejes para mañana, lo que puedes ahorrar hoy

Lo mejor es contratar un Seguro Educativo desde sus primeros meses de vida, ya que entre más crezca, el tiempo para alcanzar la suma asegurada será más corto, lo cual encarecerá el Seguro.




Olvídate de preocupaciones

En un entorno tan volátil en materia económica, un Seguro Educativo te permitirá dormir tranquilo mientras tu hijo crece y llega el momento de elegir carrera y universidad.




Flexibilidad para ahorrar

Puedes elegir tres opciones: pesos, dólares y unidades de inversión (UDIS). Las últimas dos opciones son muy buenas; en el primer caso, aseguras que tu hijo recibirá la suma asegurada en esa divisa, lo que da mayor certeza. En el segundo, el efecto inflacionario queda cubierto.




No pierdas el valor de tu dinero

Invertir en este tipo de instrumentos te permitirá garantizar el valor adquisitivo de tu dinero, sobre todo porque los costos de las universidades aumentan todos los años.




En caso de que faltes…

Tener un Seguro Educativo garantiza los recursos para que tus hijos puedan seguir estudiando incluso si llegaras a faltar.




Beneficios Seguro Educativo

Recuerda que antes de contratar cualquier Seguro, incluido el Educativo, es necesario que sigas los siguientes consejos:

  • Revisa el Buró de Entidades Financieras para conocer a las distintas aseguradoras que ofrecen este tipo de productos.
  • Una vez que ya hayas elegido, lee muy bien las condiciones y características del producto.
  • Procura aclarar todas las dudas que tengas con tu Asesor.
  • Asegúrate de que la institución esté acreditada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).
  • Verifica la forma de pago y la periodicidad para que lo contemples en tu presupuesto.
  • Busca que el producto te dé un rendimiento mayor a la inflación, para que tu dinero no pierda poder de compra.

Ahora que ya lo sabes, no pierdas más tiempo. Siéntate con tu pareja, tomen un respiro y planeen. Establezcan un presupuesto mensual, trimestral, semestral o anual, según sea más conveniente para sus finanzas y comiencen a ahorrar. Su hijo (y su cartera) se los agradecerá dentro de 18 años. 

Fuentes: Condusef, Expansión, Profeco.