profesiones peligrosas México

3

minutos de
lectura

Trabajador protegido vale por dos

Nadie está exento de sufrir algún percance en el trabajo, sin embargo, hay profesiones que son más riesgosas que otras.

Tener un trabajo, cualquiera que sea, trae consigo una rutina, crecimiento personal, un salario y un horario, pero también implica algunos riesgos, sobre todo si tu profesión está relacionada con actividades un poco riesgosas.

En 2018, 1.7 millones de personas en México sufrieron algún riesgo de trabajo, es decir, tuvieron algún accidente o enfermedad relacionado con su labor, según la Encuesta Nacional de Empleo y Seguridad Social (ENESS)*.

CONSULTA A UN ASESOR FINANCIERO

Si ya cuentas con un Asesor Financiero, contáctalo; si aún no cuentas con uno, ingresa tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte atención personalizada.

Aunque nadie está libre de sufrir un percance en el trabajo, hay profesiones como ser policía, bombero, rescatista o médico, cuya labor diaria implica un mayor riesgo que otras actividades. De acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, estas fueron las profesiones que más accidentes de trabajo registraron en 2018:

profesiones peligrosas México

Independientemente de nuestra profesión o del trabajo que desarrollemos, cuidar de nuestra salud y protegernos ante cualquier eventualidad mientras laboramos es fundamental. Para lograrlo, un Seguro de Gastos Médicos Mayores (SGMM) es la clave.

En Seguros Monterrey contamos con Alfa Medical, un SGMM que te protegerá en caso de que sufras un accidente o enfermedad (siempre que esté cubierto por la póliza), ya que el Seguro cubrirá los gastos generados por la atención médica que requieras para recuperarte. Recuerda que cuidar de tu salud, es cuidar de tu familia y de tu futuro.

Si quieres saber más de Alfa Medical y como puede ayudarte a proteger tu salud y la de tu familia, comunícate con tu Asesor de Seguros o llámanos al 01 800 505 4000 de inmediato, antes de que hagas una locura con él y lo gastes.

*Se refiere solo a los trabajadores afiliados a servicios de salud pública.

Fuentes: Inegi, Secretaría del Trabajo y Previsión Social