4

minutos de
lectura

¿Cómo quieres llegar a viejo?

Cuatro de cada 10 adultos mayores en México trabajan porque su pensión no les da para vivir.

Sonia Rodríguez tiene 25 años y es diseñadora independiente. Gana 10,000 pesos mensuales en promedio y le gustaría dejar de trabajar a los 65 años. Para lograrlo deberá ahorrar al menos una cuarta parte de su sueldo, según estadísticas de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore).

Las personas que trabajan de forma independiente, que no cuentan con seguridad social ni un esquema de pensión deben buscar otros medios para asegurar su retiro.


En México hay 13.4 millones de trabajadores independientes y sólo 263 mil 703 están inscritos en una Administradora de Fondos para el Retiro (Afore), el resto, está desprotegido. La realidad es que en México 4 de cada 10 adultos mayores trabajan para mantenerse porque su pensión de seguridad social no es suficiente para cubrir sus gastos, dice un estudio de la Amafore de 2015.


De hecho, el segmento de los trabajadores no afiliados a ninguna institución de seguridad social representa 58% de la Población Económicamente Activa (PEA), indica la Primera Encuesta Nacional de Trabajadores Independientes de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Un plan en privado

Existen dos esquemas principales para afrontar la vejez: hacer aportaciones voluntarias a tu Afore o adquirir un seguro para el retiro con una aseguradora.


Un mecanismo útil son los planes Privados de Pensión, que consisten en una inversión a largo plazo sobre una póliza de seguros que genera rendimientos a largo plazo. Bajo este esquema, el asegurado recibirá el monto ahorrado a los 65 años, además de contar con un seguro de vida o invalidez.

“Los planes privados de pensión son instrumentos financieros bastante seguros, ya que son inversiones de bajo riesgo, diseñados para trabajadores de clase media que viven de su trabajo”, dice Recaredo Arias, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Estos instrumentos son complementarios a las Afores y se diseñan a la medida de las necesidades de cada persona.

Jaime Domínguez, director general de una consultoría financiera, afirma que la clave para planear tu retiro está en el ahorro mensual. El primer paso para diseñar tu plan personal, afirma, es acercarte a un asesor que pueda transformar tus necesidades en metas por lograr.

Los planes privados de pensión son instrumentos financieros bastante seguros, ya que son inversiones de bajo riesgo, diseñados para trabajadores de clase media que viven de su trabajo.

¿Cuánto debo ahorrar?

La inversión mensual en tu plan de ahorro personal depende de tu edad, ocupación y estilo de vida. La meta de todo plan es vivir sin preocupaciones en un periodo mínimo de 15 años, de los 65 a los 80 años, con un ingreso mensual de 20,000 pesos.