4

minutos de
lectura

Centauros, unicornios y cisnes en la economía mundial

Este zoológico puede explicarte algunos de los fenómenos que mueven a los emprendedores de hoy

Kenia es uno de los países más avanzados del mundo en el uso de servicios financieros a través de teléfonos móviles. Una década atrás comenzó a usar esta tecnología entre la población con menor poder adquisitivo. Hoy, los kenianos usan sus celulares para pagos digitales, intercambio de dinero electrónico y solicitar microcréditos, entre otras utilidades.

Los expertos en inclusión financiera estudian ahora cuál es el siguiente paso para el crecimiento del sector en ese país. Analizan en qué momento los kenianos usan su móvil y en qué otros requieren una conexión telefónica para solicitar información y, aún más, cuándo asisten a hacer trámites en persona.

Estamos frente a un Centauro, como el ser mitológico mitad hombre y mitad caballo. Así es como llaman ahora a las empresas de servicios financieros que mezclan la tecnología con la atención humana para ofrecer un mejor servicio a las personas.

De acuerdo con el Centro de Inclusión Financiera se trata de una figura empresarial que crecerá a través del tiempo pues ofrece lo mejor de ambos mundos: digitalización en transacciones simples y orientación en los momentos que el usuario lo requiere.

Este modelo promete ser tan atractivo como el de los Unicornios, otros seres mitológicos que hoy tienen significado en el ambiente de los emprendedores de todo el mundo.

En playeras, muñecos y un sinfín de objetos está de moda lucir la caricatura de un caballo blanco que lleva en la frente un cuerno tornasolado y de arcoíris. Pero en el sector de los negocios llaman así a las compañías tecnológicas que logran atraer inversiones por miles de millones de dólares. De hecho les llaman “milmillonarias”.

Algunas de las empresas propietarias de las más famosas redes sociales son unicornios. Por supuesto, los emprendedores quieren crear algo así mientras que los inversionistas desean detectar más compañías así para canalizar su dinero.

Estos dos seres mitológicos envueltos en la economía actual pueden llevarnos al territorio de otro tótem: el Cisne Negro.

Así es como los economistas llaman a un evento que se creía altamente improbable y, sin embargo, ocurre. Se convierte en un hecho que modifica las vidas de millones de personas y marca un cambio en la historia del mundo.

La penicilina se considera un cisne negro, al igual que la telefonía celular o internet, fenómenos que sin duda transformaron la manera en la que la humanidad habita el mundo.

Como ves, nuestras economías se relacionan todos los días con estos animales, campos interesantes para aprender y emprender.

 

Fuentes: Banco de México (Banxico); Centro de Inclusión Financiera.