3

minutos de
lectura

Caminito de la escuela...

Estamos al borde de una de las épocas del año que más gastos genera

Si eras medio ñoño, todavía te acuerdas del gusto de estrenar cuaderno y caja de colores. Pero si no eras de los nerds, el Regreso a Clases también tenía para ti el lado amable: volver a encontrarse con los amigos y jugar a la hora del recreo.

El inicio del ciclo escolar puede estar lleno de anécdotas, pero también de economía. Después de la Navidad es la época del año en donde más movimiento monetario hay y cómo no: los padres de 26 millones de estudiantes en todo el país -repartidos en preescolar, primaria, secundaria, bachillerato y normal- desembolsarán dinero en útiles y accesorios escolares, uniformes, cuotas especiales en las escuelas públicas y colegiaturas en los planteles del sector privado.

Prepara el bolsillo para la colegiatura

De acuerdo con cifras de analistas financieros reportadas por el diario mexicano El Universal (a finales de julio pasado) proyectan el incremento de entre 5.6 y 6.2% en colegiaturas de escuelas privadas, uno de los aumentos más altos de los últimos 12 años.

Admiten que en buena parte, el alza en las mensualidades escolares se explica por el ajuste al salario mínimo (las escuelas tienen gruesas nóminas) e indirectamente por las variaciones en el precio de los combustibles.

¿Cómo preparar tu bolsillo para las nuevas cuotas?:

  • Si te es posible, paga por adelantado. Con esa acción suelen hacer descuentos que equivalen hasta a una mensualidad.
  • Descuentos por familia. Algunos colegios hacen precios especiales para quienes tienen dos hijos o más inscritos en la misma institución.
  • Ahorra para la inscripción. Si bien esta cuota suele cubrirse entre febrero y mayo de cada año, aparta desde ahora lo que te sea posible, preparándote para ese desembolso.

En útiles, las tres R...

  • Reutiliza, recicla y reduce al hacer la compra de la lista de útiles. 
  • Aprovecha todos los materiales que todavía sirven.
  • Arranca todas las hojas que quedaron libres y llévalas a engargolar para hacer nuevos cuadernos.
  • Compra al mayoreo los artículos que deberás reemplazar constantemente: lápices, gomas, plumas, etcétera.
  • Comprar electrónicos como celulares, tablets y computadoras usados, puede generar un ahorro promedio de hasta 30%.

¿La última recomendación? El sentido común. Considéralo de esta forma: desde niños vimos a nuestros padres hacer las compras, ajustar uniformes, reutilizar libros entre hermanos. Resiste el impulso de consumir de más y da a tus hijos, ahora, lecciones de ahorro.