Aumentar-productividad

4

minutos de
lectura

10 trucos para ser más productivo

Estos pasos hacia la productividad mejorarán tu vida cotidiana. Son detalles que harán la diferencia en tu rendimiento diario

Pueden parecer pequeños detalles en tu día a día, pero seguir algunas de estas recomendaciones repercutirá en calidad de tiempo y de vida. ¿Lo mejor? No son nada complicados...

CONSULTA A UN ASESOR FINANCIERO

Si ya cuentas con un Asesor Financiero, contáctalo; si aún no cuentas con uno, ingresa tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte atención personalizada.

1. Descanso pomodoro.

Esta técnica te propone que por cada 25 minutos de trabajo intenso y concentrado hagas pausas de cinco minutos. Al cabo de cuatro tandas de este ritmo de trabajo, descansa una hora.




2. Agua y comida saludable.

Privilegiar el agua por encima de todos los líquidos bebibles, nutrirse con alimentos naturales, con pocas grasas, bajos en sal y azúcar, no solo aumentará tu bienestar físico, también te dará más energías para todas tus tareas cotidianas.




3. Organiza tus cajones.

En realidad se trata de ordenar tus objetos de tal manera que no pierdas el tiempo (ni te estreses) en buscar los artículos que necesitas en tu vida cotidiana. Por otra parte, un ambiente ordenado y limpio ayuda a que se relaje la mente humana.




4. Actividad física.

Hacer ejercicio te ayudará a liberarte del estrés y aumentará tus niveles de oxigenación, lo cual se reflejará en mayor energía diaria para todas tus tareas.




5. Haz lo más difícil primero.

Si en la lista de tus tareas del día hay una actividad que te resulta complicada o incómoda, hazla primero que todo. Así evitarás cargar con ese peso el resto de la jornada y te dará una sensación de liberación que seguramente impulsará las actividades del resto de tu día.




6. Escribe tus metas… y las acciones para llegar a ellas.

No se trata de aferrarse a que todo ocurra tal como deseas. Más bien escribir tus objetivos te dará claridad mental, te ayudará a organizarte y concentrarte.




7. Detecta tus distractores.

Hay actividades que típicamente te roban el tiempo que puedes invertir en tu trabajo, estudios y hasta diversión. Por ejemplo, ese juego tan adictivo te hace llegar tarde o actualizar tus redes sociales en medio de una jornada laboral te hace salir más tarde ese día. Reserva un tiempo conveniente para ese tipo de actividades, que no interfieran en tus otros compromisos.




8. Intervalos para los correos.

Cada día tiene más uso la mensajería instantánea y un poco menos el correo electrónico. Sin embargo, los e-mails todavía se acumulan en las listas de pendientes.

Lo conveniente es dedicar un lapso fijado por ti cada determinado periodo para revisar y responder tus correos.




9. Haz listas de pendientes.

Una manera de quitarte las preocupaciones, de ordenar tu jornada y de evitar el olvido de tareas importantes es hacer una lista de actividades y enumerarlas por prioridad. 

Conforme vayas cubriéndolas, márcalas o elimínalas. Te ayudará a organizarte y te dará la sensación de logros y avance ante las tareas cumplidas.




10. Antes de dormir.

Si esta noche dejas preparado todo para el día siguiente -tu ropa, comida, bolso o mochila, etcétera- ahorrarás mucho tiempo en la mañana, lo que te permitirá salir a tiempo, evitar olvidos y, sin duda, aminorar el estrés del inicio de la jornada.

Si te fijas, ninguna de estas acciones te costará un peso y sus resultados pueden marcar una diferencia positiva en tu vida. Nada pierdes con ponerlas a prueba.

Fuentes: “The pomodoro technique”, libro de Francisco Cirillo. “El poder de la productividad positiva”, de Dennis Hensley; “Work smarter, not harder”, libro de Timo Kiander. Publicaciones disponibles en librerías electrónicas.